Consejos de fotografía infantil

Fotografiar niños es un trabajo duro y muy divertido también. Los niños crecen rápidamente, por lo que es natural querer documentar su progreso, desde el primer día de clases hasta el primer partido deportivo. Con un poco más de atención, la instantánea familiar informal puede ser algo especial y digno de apreciar.

Muéstrales en acción

fotografiando niños

Habrá ciertos eventos y días que usted, como padre, querrá conmemorar. Si se trata de un evento público o grupal, debe sacar a su hijo de la multitud. Si es posible, utilice un teleobjetivo con capacidad de zoom. Gire el cilindro de la lente hasta que el niño esté en el centro del marco. Mantenga el fondo borroso eligiendo un DOF (profundidad de campo) poco profundo. Elija el modo deportivo si se trata de un evento de ritmo rápido y tome una serie de fotos.

Capturar su inocencia

Fotografiar a un niño sonriente

La inocencia es una de las cosas que asociamos con la infancia, ¿por qué no captar eso? Puede ser una expresión inocente o un momento de diversión infantil. Deje que el niño juegue o hable con él sobre algo que lo haga pensar. Puedes pedirles que piensen en su broma más divertida o si tienen un secreto. Elija una profundidad de campo reducida para mantener al niño en el centro de la toma y una velocidad de obturación que complemente esto.

disparar con franqueza

niño en el baño con espuma en la cabeza

Los niños están llenos de expresión y creatividad. Trate de capturar cosas cotidianas, pero en lugar de pedirle a su hijo que pose, déjelo que se divierta y haga sus cosas habituales. La hora del baño con muchas burbujas suele provocar travesuras y diversión; use el flash en interiores si tiene poca luz y también para congelar la acción. Tenga en cuenta que si tiene muchas superficies blancas reflectantes, el flash puede aparecer como un círculo blanco brillante en el fondo.

Crea retratos de vacaciones

Niño lindo en un disfraz de Halloween

Las diversas festividades especiales brindan muchas oportunidades para tomas creativas, y tomarlas año tras año también ayuda a realizar un seguimiento del crecimiento del niño. Para un evento como Halloween, vista a sus hijos y prepárelos para la noche y use un fondo divertido; podría ser una pared roja que haya cubierto con una pequeña telaraña falsa. Utilice el flash y una profundidad de campo reducida para mantener la cara del niño enfocada.

tomar fotos grupales

Fotografiar a un grupo de niños.

Siempre habrá esos días especiales que quieras capturar, como el primer viaje escolar o la primera vez que pueden salir con sus amigos. Si está tratando con un adolescente, trabaje rápido y no fuerce sonrisas ni poses antinaturales. Vuelva a reunir al grupo y use el flash para congelar cualquier movimiento. Dígales a todos que se muden y sonrían, ¡pero no tomen más de 3 fotos o los adolescentes perderán la paciencia!

¡Cómo has crecido!

niños en clase

Los niños crecen rápido, por lo que es natural querer fotografiarlos regularmente. Si tiene la suerte de que le permitan asistir a una de sus clases o clases para tomar fotos espontáneas, use un teleobjetivo y manténgase alejado. Acérquese y elija una profundidad de campo poco profunda para que otros niños estén desenfocados (f/4 o menos) y no tenga miedo de usar una ráfaga rápida de flash para mantener la cara bien iluminada, especialmente si el salón de clases está oscuro.

Configuraciones recomendadas

Trabajar con niños significa estar de pie y rápido; incluso entonces, ¡a veces simplemente no puedes seguir el ritmo! Si está trabajando con una cantidad razonable de luz, use una velocidad de obturación de 1/250 para congelar la acción, pero puede usar una velocidad más lenta si está usando flash. Una profundidad de campo reducida mantiene al niño enfocado, así que utilice una apertura de f/5 o menos, si las condiciones de iluminación lo permiten.

Equipo recomendado

Use el flash para congelar la acción, ya sea el flash en la cámara o un flash separado para obtener más potencia. Un flash dedicado separado es útil si su sujeto está más lejos o si está fotografiando a un grupo de niños. También puede comprar un accesorio de caja de luz que va por encima de su flash para difundir la luz y crear un halo suave en lugar de un brillo intenso. Un monopie puede ser útil si está disparando mientras viaja y necesita moverse rápidamente.

Conclusión

Los niños son muy divertidos para trabajar y le darán muchas expresiones y movimiento. Sea amigable y establezca una buena relación, y no obligue a un niño a sonreír o posar; no serán felices y se reflejará en sus rostros. Recuerda que los fondos, su ropa, sus peinados y su presentación general deben ser de primera categoría para crear una foto que valga la pena conservar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.